Foto: Vanguardia Digital

Cuando leo las noticias, es fácil ver cómo los Estados Unidos están decayendo rápidamente. El águila de la profecía en Daniel 7:4-5 está ahogada por el mal y parecerá que el mal está a punto de ganar la batalla, pero que esto no es sólo una purga, pero una fuerte purga divina. Dios está moviendo a los impíos a su posición. Los que persistan en el mal serán exterminados. ¡Cómo deseo que esta parte de la historia termine pronto!

A continuación, les presento una exégesis de la situación actual de los EE.UU. y Rusia. Tuvimos una visión muy breve de estos acontecimientos en Fátima «el error de Rusia» está envolviendo al mundo. Ningún país estará exento en mayor o menor grado, algunos se verán más afectados, otros se salvarán de lo peor pero tendrán que sufrir también. Dios está juzgando a las naciones. Lo que sufre EE.UU. es la consecuencia de haber promovido el aborto, la corrupción de su sistema judicial, la explotación de los pobres, el daño a la buena tierra que Dios nos ha dado, la perversión de la juventud con drogas, pornografía, dinero fácil, etc. sin mencionar otras obvias  abominaciones, la usura y la propagación de enfermedades manufacturadas con fines lucrativos. Adán ni se imaginaba lo que iban a ser las consecuencias de sus actos. Aquí están ahora en plena madurez. Tenemos que orar por la conversión de los malos. Lo que se avecina sobre Rusia y los EE. UU. (de hecho sobre el mundo entero) no es bonito: el infierno se desatará sobre la Tierra. Muchos santos y profetas quisieron vivir en este tiempo. Es nuestro privilegio estar vivos para ser testigos de esta hora.

Daniel 7:4-5 a vuelo de pájaro

  • «¡Ay! porque ese día es grande. No hay otro como él [. . .] Es el tiempo de la angustia de Jacob, pero él será salvo de ella».
  • “El primero era como un león, y tenía alas de águila. Observé hasta que le arrancaron las alas; y fue levantada de la tierra y hecha pararse sobre dos pies como un hombre, y se le dio corazón de hombre.”
  • «Y de repente otra bestia, una segunda, como un oso. Estaba levantado de un lado y tenía tres costillas en la boca entre los dientes. Y le dijeron así: ‘¡Levántate, devora mucha carne!'»

El león-águila es una combinación del Israel moderno, el león, y los EE. UU., el águila. El estado moderno de Israel es la Casa de Judá, simbolizada por el león [Gen 49:9]. El emblema nacional de los EE. UU. es el águila, y su su modelo profético es la tribu de Efraín, la tribu líder por derecho de nacimiento del antiguo Reino del Norte llamado la Casa de Israel. Efraín de los últimos días se refiere principalmente a los EE. UU., aunque a veces se usa la tribu principal del reino del norte para representar a toda la Casa de Israel cuando se distingue entre esta y la Casa de Judá. Hoy, las naciones de EE. UU. e Israel están unidas por un lazo de orígenes antiguos. El Israel moderno no tiene otro amigo en el mundo. La combinación de ambos es esa mezcla de águila con león que los representa proféticamente. [1]

Se le arrancan las alas al Aguila. Sin plumas no puede volar, cazar o proyectar su poder. Mientras pueda volar, un águila no tiene nada que temer de un oso. Sin vuelo, incluso alimentarse le es extremadamente difícil, ya que se reduce a carroñar y se convierte en presa. Cae a la tierra tan repentinamente como lo haría un águilasin alas. Este es un colapso económico catastrófico de la economía americana. Estados Unidos quedan en una posición precaria y muy vulnerable.

El oso ruso no necesita presentación. Hasta su sede de gobierno, el Kremlin se llama la ‘Cueva del Oso’. El oso está levantado hacia un lado, hacia el oeste, no hacia el norte o el sur. Es el este porque su lugar natural es el oeste. El águila que no vuela sufre un repentino y horrible golpe cuando el oso le arranca tres costillas. Esto se puede interpretar así: Rusia realizará un ataque nuclear preventivo contra los EE. UU., eliminando tres de sus principales ciudades-costillas que son los centros de control en el corazón del país. La extirpación de estas costillas hace posible el milagroso trasplante de corazón que sigue inmediatamente después.

El ataque del Oso no le acarrea consecuencias ya que solo se le dice que «devore mucha carne». Decenas de millones de vidas se perderán cientos de miles de vida, tal vez máss en una hora, o minutos una vez que las ramificaciones de esas tres ciudades perdidas alcancen a todo el país. A diferencia de la tercera bestia de Daniel 7:6, el oso no recibe dominio como ganancia por su guerra; no agrega territorio ni gobierno. El oso es una vara de juicio designada por el Señor para penitencia y corrección y marca la apertura del sello que trae la cabalgata del Caballo Rojo. El vacío de poder que crea será llenado por la tercera bestia, el Euro-leopardo con sus cuatro cabezas: Alemania, Francia, España e Italia. China queda marginada y no puede competir.

Un ataque tan sin respuesta tiene éxito mediante un primer golpe «repentino» que requiere impactos simultáneos a muy corta distancia y no permite una advertencia previa de 15 a 20 minutos como el lanzamiento de un misil balístico intercontinental. Por lo tanto, esas 3 ciudades son costeras y se encuentran a corta distancia de submarinos indetectables que navegan cerca de la costa. La ciudad de Nueva York es el hogar de los conglomerados de medios de comunicación que transmiten las mentiras de la propaganda producida por el estado las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana: son como el enemigo de la gente. Washington DC es el centro de un pantano político de corrupción tan profundo que no se puede salvar. Los Angeles es el epicentro de varias formas de una industria de entretenimiento demoníaca (películas, televisión, pornografía, música, deportes). Juntos, estos tres centros forman un escudo endurecido de tres puntas sobre Estados Unidos que mantiene los corazones de las personas alejados de Dios. Para realizar el trasplante de corazón, se deben quitar esas tres costillas al Aguila.

¡Después de ser mutilada y abandonada a una muerte segura, un gran milagro a escala histórica rescata al Aguila en el último momento! El Aguila ha caído y se enfrenta a una muerte segura cuando una invasión  arrolladora llega a sus fronteras en plan de conquista. Es entonces cuando una gran liberación del Todopoderoso elimina a todos los invasores de la noche a la mañana. Entonces se ayuda al Aguila a ponerse de pie, como un hombre, y se le da un corazón nuevo. Su rescate es de lo alto y un corazón de carne, tierno y entregado a su Hacedor, reemplaza su corazón de piedra de orgullo, codicia y hedonismo. Ya no vuela ni puede proyectar poder alrededor del mundo, el Águila ahora pasará el resto de su vida anclado en su lugar con los ojos hacia arriba en Dios. Un renacimiento de la fe cristiana se extenderá por los EE. UU. en un resurgimiento de la verdadera fe y producirá un arrepentimiento sin precedentes en la historia humana. Dios rescatará a Efraín en su tiempo de angustia y realizará un trasplante de corazón a su primogénito.

Este trasplante que salvador es esencial para que Estados Unidos cumplan con su protagonismo históricol durante los tiempos en que cabalgan los jinetes del Apocalipsis. “Porque los rectos habitarán en la tierra, y los íntegros permanecerán en ella; pero los impíos serán cortados de la tierra, y los infieles serán desarraigados de ella”. (Proverbios 2:21-22)

El enigma de las costillas

Oseas habla directamente a sobre Efraín (una figura profética de los EE. UU. en el tiempo del fin). Él describe a este oso como privado de sus cachorros: las antiguas naciones satélite soviéticas que Rusia perdió en la guerra fría con los EE. UU.

El desgarramiento de la caja torácica de Efraín es el único otro lugar en todas las Escrituras que menciona costillas (en plural) y coincide en que tiene un un oso como actor. Las ciudades fuertes de Efraín están en gran peligro debido a que la medida total del pecado nacional ha alcanzado un límite tolerable. Dios en su misericordia salvará a Efraín antes de que se autodestruya, y esa salvación vendrá aunque sea a través del fuego. Esto puede resultar en la pérdida del jefe o jefes del gobierno de los EE. UU., ya que el rey de Efraín es «llevado» en ira: es muy probable que Washington, DC se encuentre entre las ciudades destruidas.

Las tres áreas metropolitanas más grandes de los EE. UU., claramente dentro del rango costero de impacto de misiles, son: Nueva York, Washington y Los Angeles.

Estas costillas forman el núcleo triuno del control del Águila sobre el corazón de su gente:

  1. New York – medios de comunicación y finanzas
  2. Washington – establecimiento político corrupto
  3. Los Angeles – cultura demoníaca de Hollywood

La eliminación de estas costillas abrirá el camino para el trasplante de corazón del Aguila.

Oseas 13:8 Me encontraré con ellos [Efraín] como una osa privada de sus cachorros; Les abriré el pecho y allí los devoraré como un león. La bestia salvaje los despedazará.

Oseas 13:9 “Oh Israel, estás en ruinas, pero tu ayuda viene de Mí.”

Oseas 13:10 “Yo seré vuestro Rey; ¿Dónde hay otro, para que os salve en todas vuestras ciudades? ¿Y tus jueces a quienes dijiste: «Dame un rey y príncipes»?

Oseas 13:11 Yo “os di un rey en mi furor, y en mi furor os lo quité”.

Oseas 13:12 “Atada está la iniquidad de Efraín; su pecado está guardado”.

Esta es la hora profética

El golpe de estado global que estamos viviendo está descripto en Apocalipsis 12 y Mateo 13. Contrario a lo que muchos creen, este esfuerzo humano por controlar y esclavizar a la humanidad ha estado en marcha durante décadas. Creo que las profecías que les describí en los párrafos anteriores van a suceder en el contexto de ese esfuerzo por conquistar el mundo y están un conectados. Pero el esfuerzo no va a tener éxito. El diablo está tratando de abortar el Reino de Dios que está entrando en el mundo con la fuerza imparable de un bebé que nace. Apocalipsis 12 describe a una mujer coronada con doce estrellas que aparece en el cielo y está a punto de dar a luz. El dragón está esperando para devorar a su hijo pero no lo consigue. Estamos viviendo esos eventos ahora.

Entonces, cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Pero a la mujer se le dieron las dos alas de la gran águila, para que pudiera huir de la serpiente al desierto, a su lugar donde será sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Entonces la serpiente vomiotó de su boca agua como un río tras la mujer, para arrastrarla con la corriente. Pero la tierra vino en ayuda de la mujer; abrió su boca y tragó el río que el dragón había derramado de su boca. Entonces el dragón se enojó con la mujer, y se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y guardan el testimonio de Jesús. (Apocalipsis 12:13-17)

Note las «alas de la gran águila» coincidentes con la otra profecía. Es posible que Estados Unidos haya tenido un papel importante en proteger del reino naciente contra los ataques del dragón. Toda la escena representa una especie de aborto frustrado: el niño nace para ser rey y es «arrebatado a su trono». La persecución actual y futura de la Iglesia es la parte final, la salida a hacer la guerra a la Iglesia militante en la tierra «a los demás hijos» de la mujer. Benedicto XVI es ahora un prisionero de guerra y las fuerzas que invaden la Iglesia y proclaman una doctrina espuria son la vanguardia del esfuerzo del enemigo para impedir que nazca el Reino, tratando de diluir los mandamientos de Dios y el testimonio de la Iglesia con falsa doctrina. Todo esto es consistente con las palabras de Daniel y Jesús:

“Así que cuando veáis el sacrilegio [o abominación] desolador en el lugar santo, como fue dicho por el profeta Daniel (que el lector entienda) (Mateo 24:15)

Esa —en mi opinión— es la señal que desencadena la tribulación que sigue (descrita en Mateo 24:15-35). Estamos viendo la señal allí mismo en Roma mientras se avecina la Tribulación.

Los dos esclavos… El Fiel y el Infiel

¿Quién es, pues, el esclavo fiel y prudente, a quien su amo ha puesto a cargo de su casa, para dar a los otros esclavos su ración de alimento a su debido tiempo? Bienaventurado el esclavo a quien su amo encuentre trabajando cuando llegue. De cierto os digo, que él pondrá a aquél a cargo de todos sus bienes. Pero si el esclavo malo se dice a sí mismo: «Mi amo se demora», y comienza a golpear a sus consiervos, y come y bebe con los borrachos, el amo de ese esclavo vendrá en un día que no lo espera y a una hora que no sabe. Lo despedazará y lo pondrá con los hipócritas, allí será el lloro y el crujir de dientes. (Mateo 24:45-51)

Aquí está el destino del esclavo infiel y malvado que se describe en el v. 51: el Maestro (Cristo) «lo cortará en pedazos y lo pondrá con los hipócritas …» Toda la persecución de los católicos tradicionales «rígidos», la cancelación de seminarios, conventos, institutos, etc. vienen de «los enemigos del hombre que estarán en su propia casa» (Mateo 10:36) destruyendo la obra de Cristo y creyendo neciamente que Cristo no viene pronto. Pero Cristo viene y si las naciones más fuertes serán humilladas, qué les espera a los que se pasean por la casa de Dios como si fuera propia.

Dios tenga misericordia de nosotros.


Referencias

[1] Tomado de Burden Against America.

Anuncio publicitario