declaraciones-ex-cathedra

Primera Luz

Nos pregunta un lector de San José, Costa Rica: “A lo largo de la historia de la Iglesia, ¿cuántos Papas han emitido declaraciones “ex cathedra” y sobre qué temas? -Saludos y bendiciones! JAR

Respuesta

Ex cathedra significa literalmente “desde la silla” y es un término teológico que se usa para representar la autoridad que la Iglesia tiene de enseñar la doctrina cristiana. Se aplica con más frecuencia a las definiciones dadas por el Obispo de Roma, nuestro Pontífice Universal.

La etimología de “ex cathedra” se refiere a la silla o puesto ocupado por un obispo o profesor. En tiempos modernos el uso más común de la expresión se refiere al Magisterio de la Iglesia, o sea la autoridad de enseñar la doctrina.

La frase se usa en teología, desde el medioevo y luego más frecuentemente en las disputas que surgen como resultado de la Reforma Alemana sobre la autoridad y prerrogativas del romano pontífice.

Desde los tiempos de San Pedro, el primer Obispo de Roma, nada ha cambiado en lo que toca a la autoridad de la cátedra romana. De hecho aún la llamamos, a veces, la “silla de Pedro” o “la cátedra petrina” lo cual ha dado lugar a ciertos rumores más bien cómicos entre el populacho protestante, en el que algunos llegan a creer que existe una silla, un mueble literal, en el que Pedro se sentaba y que por tanto, para que el Papa sea infalible necesita hablar sentado en dicha “silla de Pedro”. Eso, por supuesto, es ridículo. No hay tal silla y se habla de la “silla” en sentido figurado.

Los pontífices romanos, desde Pedro en adelante, han clarificado y enseñado los dogmas de la Iglesia por ya más de veinte siglos. Sin embargo fue en el Concilio Vaticano I (1869-1870) que por primera vez se definió el dogma de la infalibilidad papal. En la definición de tal dogma (Sesiones Conciliares IV, Constitutiones de Ecclesia Christi, c.IV) se expresa lo siguiente:

“…con la aprobación del Sagrado Concilio, enseñamos y definimos ser dogma divinamente revelado que el Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando, ejerciendo su cargo de Pastor y Doctor de todos los cristianos, en virtud de su Suprema Autoridad Apostólica, define una doctrina de Fe o Costumbres y enseña que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por lo mismo, las definiciones del Obispo de Roma son irreformables por sí mismas y no por razón del consentimiento de la Iglesia. De esta manera, si alguno tuviere la temeridad, lo cual Dios no permita, de contradecir ésta, nuestra definición, sea anatema.”

Los papas han sido extremadamente juiciosos en el uso de este extraordinario poder. Desde que se hizo la declaración antes citada en el Concilio Vaticano I, este poder ha sido usado una sola vez, en 1950 cuando el Papa Pio XII definió la Asunción de María como un artículo de fe para todos los creyentes católicos romanos. Antes de la solemne definición de 1870 sobre la infalibilidad papal el Papa Pio IX, con el apoyo de la abrumadora mayoría de los creyentes y obispos, hizo uso de esa autoridad para proclamar el dogma de la Inmaculada Concepción de María en 1854.

Anuncios