el-lazo-se-va-cerrando

Michael Voris

Aquí tenemos un regalo de Navidad que a la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos no le va a caer muy bien. Como ya se sabe, debido al tipo de trabajo que hacemos aquí, Church Militant está frecuentemente en un intercambio de comunicaciones con las fuerzas policiales y las agencias investigativas a lo largo y a lo ancho de este los Estados Unidos. A veces ellos nos llaman y otras veces somos nosotros quienes los llamamos, etc.

Si bien no podemos ser específicos, por razones obvias — mayormente porque no podemos alertar a los clérigos corruptos sobre el estado de las investigaciones en curso — lo que nos han contado, y estamos en condiciones informar a los fieles, es lo siguiente: el lazo se está cerrando.

Los investigadores en varios niveles y los agente gubernamentales en variadas y amplias esferas de acción, están asombrados de lo que van encontrando a medida que revisan los archivos y notas de sesiones privadas con sus contactos internos e informantes de las diócesis y arquidiócesis en todo el país.

Sin señalar a ninguna diócesis en particular, podemos decir que, además de los escándalos sexuales y corrupción en general, los investigadores también se han encontrado con amplias malversaciones financieras, fraude contra compañías de seguros y otras cosas por el estilo.

Esto es un poco más específico que lo que expresaran los agentes de la ley al principio de la semana cuando compararon algunas de las operaciones de la Iglesia a las de un sindicato internacional del crimen organizado. Nos han contado que 2019 no será un muy feliz año nuevo para varios de los jerarcas de la Iglesia.

Esto es lo que nos han contado en dos aspectos: Primero, hemos de esperar más órdenes de allanamiento e inspecciones judiciales a medida que pasen los meses. En segundo lugar: el objetivo de las investigaciones es llevar ante la justicia a algunos miembros de la jerarquía, a sus empleados — o a ambos —  por crímenes cometidos tanto en la jurisdicción estatal como federal.

Agreguemos que nuestros informantes han sido por demás claros al respecto. Distintos de los teólogos de la “iglesia buenista” que trafican en ambigüedades, estos detectives ciertamente van al grano sin dar vueltas. Están disgustados con lo que van hallando y se esforzarán para presentar casos a prueba de apelaciones cuando se dicten las órdenes de procesamiento. El 2019 puede ser el año señalado en que estos clérigos cambien sus sotanas por trajes de presidiario.

Pero aquí hay otra información reveladora. Nuestras fuentes dentro de las fuerzas policiales y agencias investigadoras nos cuentan que nunca se han hallado con tal grado de arrogancia como el que ostentan los clérigos y oficiales de las diócesis investigadas en todo el país.

Pareciera que están probando un poco de lo que los fieles católicos han experimentado por décadas — en mi opinión.

Muchos de estos hombres y sus empleados han abandonado la fe hace mucho tiempo, en algunos casos, ya ni tratan de fingir que están propagando la fe. Han abandonado lo sobrenatural por lo natural, y pronto cosecharán lo que han sembrado. Han abandonado lo divino por lo profano, o sea que han hecho un pacto con el demonio y éste está a punto de cobrarse la deuda. Sus perversiones sexuales, la glorificación y la promoción de las mismas, sus malversaciones financieras desde el nivel parroquial — que en algunos casos llega hasta la administración diocesana y concierne aun la administración de fondos gubernamentales — ha llegado la hora de pagar todo hasta el último centavo adeudado.

No podemos ser mucho más específicos, pero dada la cantidad de gente que nos ha  preguntado, nosotros y aquellos que nos informan queremos hacerles saber, ahora que el año llega a su fin,  podemos estar tranquilos. La policía está ocupada en el caso, o mejor dicho, los casos.

Toma un tiempo tamizar tanta información, conectar los diferentes puntos, establecer los casos y evaluar las leyes que se han violado y cómo se han de enfrentar los procesos judiciales correspondientes. Recordemos que todavía quedan varias agencias en múltiples niveles de la administración gubernamental que aún no se han envuelto públicamente en estos casos. Están discretamente en sesiones de planeamiento, intercambiando notas con otras investigaciones activas a medida que determinan la mejor manera de procesar la información necesaria, cómo expresar correctamente las órdenes de allanamiento, qué buscar, a quién investigar, y qué material o qué propiedad embargar.

Esta es una operación gigantesca cuando se considera en conjunto, y envuelve múltiples crímenes y muchos tipos de crímenes. Es una investigación por demás masiva y las respectivas agencias están cooperando en acumular, establecer y clasificar grandes cantidades de trabajo, asignaciones, etc.

Y la raíz de todo esto es la depredación homosexual, las ilegalidades financieras, algunas de ellas perpetradas para financiar las perversiones y todo ello en abandono de la fe.

Atención a los comunicados de Church Militant. Sabemos mucho más de lo que podemos decir, pero como dijimos antes, nosotros y nuestras fuentes de información queremos que se sepa solamente lo que se puede revelar ahora mismo.

Recemos por la Iglesia, por su restauración, para que todo esto salga a la luz, que se lleve a justo término y lo más importante: que muchos de estos clérigos se arrepientan antes que sea demasiado tarde en este mundo y especialmente, en el mundo por venir.

christ-curses-the-fig-tree.png
Cristo maldice la higuera estéril